martes, 15 de julio de 2014

GARBANZOS CON LANGOSTINOS

Aunque me gustan mucho los potajes, en verano la verdad que me da un poco de pereza hacerlos, no siendo unas lentejas o algo así, parece que un cocido de garbanzos o una fabada no apetecen tanto cuando calienta el sol. Y eso que en Gijón el sol brilla por su ausencia.....
Así que toca romperse los cuernos o bucear por los blogs cogiendo ideas para poder comer legumbres de una forma diferente.
Hace un par de semanas encontré una receta genial en el blog cocinandotelo, una forma muy rápida de hacer un plato de legumbres, ya he repetido, así que va siendo hora que la comparta con vosotros.
Un consejo.... Prepararlo el día antes, porque reposa un poquitín y está mucho más bueno.



INGREDIENTES
  • 12 langostinos
  • 2 botes de garbanzos cocidos
  • 1 tomate
  • 1/2 cebolla
  • 1 pimiento italiano
  • 3 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 2 cucharaditas de pimentón
  • Sal
  • Aceite de Oliva Virgen
  • Vino blanco (1/4 de vaso)(yo para cocinar usó este de Marques de Cáceres que compro en Mercadona)

PREPARACION
  1. Pelamos las gambas y las reservamos. En un chorrín de aceite, freímos las cabezas y las cascaras aplastándolas bien con la cuchara de madera para que suelten el jugo. Añadimos 2 vasos de agua y dejamos a fuego durante 15 minutos. Pasado ese tiempo colamos y reservamos.
  2. En una sartén echamos otro chorro de aceite y ponemos a pochar el pimiento y la cebolla. No hace falta que lo piquéis mucho porque luego lo trituraremos con la batidora. Lo dejamos pochar a fuego suave unos 15 minutos. Añadimos el tomate pelado y lo dejamos otros 10 minutos. Incorporamos el vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol durante unos 5 minutos más. Lo pasamos por la batidora y reservamos.
  3. En una sartén ponemos a calentar el aceite y doramos los ajos muy picados y la hoja de laurel. Echamos el pimentón y removemos rápido para que no se queme. Añadimos los langostinos cortados en trocitos, cuando cambien de color, incorporamos los garbanzos. Lo dejamos todo a fuego suave un par de minutos.
  4. Incorporamos ahora el sofrito que pasamos por la batidora y teníamos reservado y lo integramos bien todo. 
  5. Añadimos un poco del fumet que teníamos reservado y lo removemos bien. La cantidad de caldo a añadir es en función de lo caldoso que os guste. Rectificamos de sal y listo!!